Quédese en casa, manténgase saludable, permanezca conectado: Lo que necesita saber sobre el distanciamiento social

Posted by Reeve Staff in Daily Dose on March 24, 2020 # COVID-19, Español

Las comunidades en los Estados Unidos están desconectándose con la esperanza de disminuir la propagación del COVID-19. Las escuelas están cerrando, junto con las empresas no esenciales; cines, bares y gimnasios están cerradas, mientras que los restaurantes están restringidos a comida para llevar o comida que se puede recoger solamente. La vida diaria se ha vuelto al revés.

Mientras que continua la pandemia, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan que la gente practique el distanciamiento social, una medida de salud pública que podría salvar vidas en los próximos días.

¿Qué es el distanciamiento social?
El objetivo es limitar sus interacciones, no es sólo mantenerse dos metros de distancia de los demás, sino también quedarse en casa tanto como sea posible. La disminución del contacto físico ayuda a proteger a los individuos contra la infección, pero también ayuda a toda la comunidad: Al frenar, incluso ligeramente, el ritmo del brote ayudará a garantizar que los hospitales y los profesionales de salud no están abrumados por una oleada de pacientes.

Quedarse en casa, mantenerse cuerdo: Adecuando una vida social limitada
Poner en espera las interacciones en persona y restringir nuestros movimientos no será fácil. Las conexiones que creamos, ya sea con familiares y amigos o en el trabajo o en las comunidades de fe, a menudo definen nuestras vidas. En los siguientes días y semanas, las estrategias formuladas para enfrentar las realidades del distanciamiento social – despidiéndose por un tiempo de las visitas de los hijos, nietos y amigos cercanos – será crucial para la salud mental de todos

Para enfrentar el sentimiento de soledad, aquí hay algunas sugerencias:

  • ¡Acoja la tecnología! Programe textos o videochats en grupo regularmente con sus familiares y amigos. Considere hacer las actividades en persona, como los clubs de lectura o las salidas para el café, en formato digital: cree grupos en Facebook o descargue plataformas para los grupos como Slack o Discord para mantenerse conectados.
  • Póngase en contacto con sus vecinos. Aunque no puedan verse, es un consuelo saber que están cerca. Organice una cadena de textos o llamadas para mantenerse conectados, comparta información local o incluso una broma.
  • Tome una señal de los adolescentes enchufados– organice noches de películas a la distancia y vea maratones de series. Comiencen las películas y los shows al mismo tiempo y conversen por teléfono o texto mientras lo ven juntos.
  • No olvide tomar el aire fresco. Tome tiempo fuera de casa, ya sea sentado en el garaje o pórtico durante el día o ver la puesta del sol en las tardes. Si vive en un apartamento, o no tiene acceso a un espacio lo suficientemente remoto, abra una ventana: escuche la lluvia o a los pájaros que regresan de su migración invernal.
  • ¡Lea! Sumergirse en un mundo imaginado puede ayudar a aliviar nuestras preocupaciones. Aunque muchas bibliotecas están cerradas a los visitantes, los libros en línea y los audiolibros siguen estando disponibles para préstamos. Elija un libro para leer en voz alta en familia o leer a sus nietos a través de Google Hangouts, WhatsApp, FaceTime o Skype.
  • Piense en grande. A veces la mejor ayuda que podemos darnos es ayudar a los demás. Compre una tarjeta de regalo de su restaurante o cafetería favorita que tuvo que cerrar temporalmente, o una suscripción a su periódico local cuyos reporteros están trabajando para mantenerlo actualizado acerca del COVID-19. Done a una despensa de alimentos local para ayudar a los niños que han perdido el acceso a los alimentos debido al cierre de las escuelas y las familias con inseguridad alimentaria que ahora están en mayor riesgo debido a la pérdida repentina de sus ingresos procedentes de la orden de cerradas de negocios.

Sea creativo, pero, sobre todo, manténgase conectado en todas las formas que pueda. Y, mientras navegamos estos días inciertos, recuerde que a pesar del distanciamiento social que nos obliga a separarnos físicamente, todos estamos juntos en esto.