​Conexión de banda ancha: Conéctese

Posted by Reeve Staff in Life After Paralysis on June 28, 2021 # Español

A medida que nos adaptamos al trabajo desde casa, el acceso fiable a Internet en casa es más importante que nunca. Sin embargo, mientras que algunas complicaciones del Internet se extienden a retrasos momentáneos, fallos o cortes de poca duración; otros enfrentan el problema de una falta total de cobertura de banda ancha o una incapacidad para pagar los costos del Internet. Para las personas con discapacidades y parálisis, la realidad de vivir sin un acceso estable a Internet es mucho más desafiante y aumenta el aislamiento. La tecnologías asistencial y adaptada son importantes para las personas que viven con una discapacidad. Estas dependen cada vez más del acceso a Internet. Vivir sin estas tecnologías puede retrasar el progreso hacia la independencia. Aunque la cobertura de banda ancha y los servicios de Internet son sinónimos de la capacidad de conectarse a Wi-Fi, existen diferencias importantes entre la cobertura de banda ancha y el servicio de Internet.

Los servicios de Internet son proporcionados por proveedores de servicios de Internet (ISP, por sus siglas en inglés). Verizon, Xfinity y Optimum son ejemplos de ISP en los Estados Unidos. Los ISP proporcionan servicios de Internet a través de un vasto complejo de infraestructura que consiste en cables, alambres y satélites que se comunican entre sí. Estas empresas proporcionan una variedad de servicios, aunque el principal servicio en el que se centra es la capacidad de estas empresas para proporcionar a sus usuarios acceso a Internet. La base de las funciones del ISP se centra en la comunicación de información y datos entre dispositivos. Aunque el servicio del Internet es solamente tan bueno como la capacidad de uno de utilizarlo, y la capacidad de uno de utilizar el servicio del Internet es dependiente en su cobertura de banda ancha.

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) es la agencia federal responsable de implementar y hacer cumplir las leyes y regulaciones de comunicaciones de los Estados Unidos. Actualmente, la FCC establece el estándar para la cobertura de banda ancha en descarga de 25 megabytes por segundo (Mbps) y carga de 3 Mbps. El punto principal es que existe un estándar para que los servicios de Internet sean accesibles bajo la cobertura de banda ancha que se proporciona en un área. Si no se alcanzan las velocidades mínimas de descarga y carga, el servicio de Internet será inalcanzable para individuos y familias en áreas con cobertura de banda ancha.

Tratar de acceder a Internet sin una cobertura de banda ancha adecuada es como tratar de beber un batido espeso a través de una sorbete muy fino, no hay suficiente espacio para que el batido viaje a través del sorbete. Cuando la cobertura de banda ancha es demasiado baja, la información y los datos que se comparten entre los dispositivos no se pueden transferir debido a la falta de capacidad para comunicar los datos densos. Esto da como resultado que no hay acceso a Internet debido a que la cobertura de banda ancha es demasiado baja para admitir la transferencia de información y la comunicación.

Esto significa que los dispositivos no realizarán sus funciones más básicas de búsquedas en Internet, llamadas telefónicas, mensajes de texto y correos electrónicos. Sin que se cumpla el requisito básico de cobertura de banda ancha, los teléfonos móviles no pueden obtener servicio y realizar llamadas, y las computadoras no pueden acceder a Internet. En un mundo de creciente relevancia tecnológica, en especial debido a la COVID-19, el aislamiento social y el trabajo desde casa, la cobertura de banda ancha y los servicios de Internet son algunos de los servicios más importantes en los que dependemos para nuestro trabajo y comunicación. Sin ese servicio, muchos quedan en la oscuridad de un desierto de información.

El virus de la COVID-19 sólo ha agravado la necesidad de un acceso fiable a Internet y una cobertura de banda ancha a medida que seguimos utilizando las comunicaciones virtuales en nuestra vida profesional y laboral. A pesar de que se están levantando los mandatos estatales, muchas organizaciones e individuos continuarán operando desde casa en una capacidad virtual. Las personas con discapacidades están especialmente a merced de la cobertura de banda ancha y un servicio de Internet confiable. Como la población que cada vez depende más de servicios estables de Internet y de la cobertura de banda ancha para utilizar sus tecnologías adaptables, deben establecerse programas y subsidios gubernamentales que aborden las necesidades de los ciudadanos que viven con o sin discapacidades por igual que dependen de la cobertura de banda ancha y los servicios de Internet.

Haga clic AQUÍ para obtener detalles sobre los programas federales que pueden ayudarle a obtener cobertura de banda ancha y acceso confiable a Internet.

This project was supported, in part, by grant number 90PRRC0002, from the U.S. Administration for Community Living, Department of Health and Human Services, Washington, D.C. 20201. Grantees undertaking projects under government sponsorship are encouraged to express freely their findings and conclusions. Points of view or opinions do not, therefore, necessarily represent official Administration for Community Living policy.