​Crece con la comunicación en pareja (parte 2)

Posted by Gretchelle Dilan, Ph.D. in Life After Paralysis on August 08, 2022 # Español

two friendsNo sé si ustedes saben, pero soy psicóloga industrial hace más de 13 años. Dentro de esta rama de la psicología, la terapia individual no se caracteriza como principal recurso, sino que se trabaja desde grupos y organizaciones para lograr el mejoramiento continuo principalmente de una empresa. Sin embargo, por alguna razón muchos caminos “raros” (huracanes, terremotos, accidentes en la médula espinal, divorcios) me han llevado a ofrecer psicoterapia desde los pasados tres años. No solo he estado en este rol, sino que por alguna razón he estado trabajando solamente en terapia de pareja y a esto viene el blog de hoy. En el pasado blog les mencione las primeras 4 estrategias en la comunicación en pareja y en este les presento 11 más para un total de 14 técnicas efectivas en la comunicación en pareja.

  • Controla la comunicación no verbal en situaciones de discusión. Analiza si te pasas manoteando y entre otros manierismos que empeoren la situación. Toma este tipo de comunicación a tu favor. Pon tu mano en su mano, en el hombro y hasta abraza si la situación se presta. Baja la tensión con un toque, a veces las palabras no son suficientes para resolver una discusión.
  • Haz preguntas abiertas y cerradas. Las preguntas cerradas, a las que respondemos ‘sí’, ‘no’, ‘mañana’, ‘más tarde’, dan poco espacio para abrir una conversación, pero a veces son necesarias para obtener contestaciones certeras y guiar una conversación. Un ejemplo de una pregunta cerrada sería: ¿Quieres comer arroz chino?
  • Se empático. Ser empático se refiere a ponerse en el lugar del otro, tenerlo en cuenta y comprenderlo. En una relación de pareja es un aspecto fundamental para comunicarnos porque nos permite tener en cuenta cuáles son las necesidades basadas en las experiencias. Si tu pareja tuvo una situación con su hermano, ponte en sus zapatos antes de comentar basado en tus experiencias que definitivamente no son las mismas que las de él o ella pues no fuiste tu quien tuvo la situación con un hermano. Transpórtate a esa situación y comenta desde esa perspectiva.
  • Evita las expresiones, palabras y acciones extremas. Un hábito que nada ayuda en la comunicación de pareja son los señalamientos con las palabras “siempre” o “jamás”, ya que hacen que el otro se sienta descalificado. NO generalices, ábrete a ver los puntos medios.
  • Llega a acuerdos. Recomiendo que con por lo menos expongas dos soluciones. Negocia esas soluciones; recuerda que no estamos para que todo sea pérdida. Una relación es de dos y los dos deben aportar a los acuerdos para resolverlo. Cede, pero no que llegues a negociaciones indignas.
  • Time out. Si la conversación está muy acalorada tómate un tiempo fuera separados. A veces nos dejamos llevar por nuestra ira y decimos cosas que pueden dañar al otro. Esto no hace más que empeorar la relación y lo que es peor lleva a mayor resentimiento. Es un hecho que la agresión solo lleva a mayor agresión. Ahora, ¿de cuánto es el time out? Acuerda si será 5 minutos o una hora. Aplicar la ley de hielo, física o de la palabra, no funciona y al final puede convertirse en maltrato.
  • Pide perdón. Si te equivocaste o dijiste cosas que hirieron a tu pareja se valiente y pídele perdón. Comprométete con tu palabra para que eso que hiciste no vuelva a suceder. No solo basta con sentirte culpable y saber que lo hiciste mal, sino qué acciones harás para enmendarlo. Por otro parte, no pienses en el perdón como una carta comodina. No pidas perdón por pedir perdón, por salir del paso. Pide perdón cuando la situación verdaderamente lo amerite, no hagas acciones que haya una posibilidad de que tengas que pedir perdón. No uses el perdón como si fuera una excusa o una vía escapatoria.
  • Pide con especificaciones. Muchas veces en mis consultas las personas dicen que no sabían que su pareja quería o necesitaba tal cosa. Cuando pregunto cómo lo solicitó a menudo recibo contestaciones sin detalles y sin detalles cualquiera llega a interpretaciones que no resuelven la solicitud. Por ejemplo, si pides cariño, explícale un ejemplo de cómo podría darte esos cariños pues la palabra cariño pudiera tener otro significado para la otra parte, así que se especificó de como necesitas que sea de cariño.
  • Comunícate en las redes sociales. No tienes que inundar las redes de tu pareja para “mear territorio” pero si puedes dejar mensajitos, reacciones de amor que validan todo lo que dices a puerta cerrada. Una relación privada no es lo mismo que una relación secreta. Por otra parte, no te pases con las indirectas inmaduras. Si tienes que decirle algo a tu pareja, ve directo y no en las redes, además a nadie le importa tus problemas de pareja; los paños sucios se lavan en casa.

Una pregunta abierta por el ejemplo no da lugar a una respuesta específica, pero si abre el pensamiento y hay una oportunidad de conocerse a profundidad. ¿Como te ves en un año? Esa pregunta abierta te permite también demostrar interés en las metas de tu pareja.

Finalmente, acude a un terapeuta en caso de que sientas que necesitas más herramientas para desarrollarte efectivamente en tu relación. El amor es un muy bonito para dejarlo perder y eso nada tiene que ver en que tengas una lesión de la médula espinal o no. Hay que ir por el amor como sea con la condición médica que sea.

Gretchelle Dilan, Ph.D., lives in Puerto Rico with a spinal cord injury. She is an industrial psychologist and a blogger for the Reeve Foundation’s Spanish Blog. Subscribe to our blogs in Spanish to learn about topics of interest such as employment, mental health, research, daily experiences, and more. Go to www.ChristopherReeve.org/Blog and click on the “Spanish” tag.

The National Paralysis Resource Center website is supported by the Administration for Community Living (ACL), U.S. Department of Health and Human Services (HHS) as part of a financial assistance award totaling $8,700,000 with 100 percent funding by ACL/HHS. The contents are those of the author(s) and do not necessarily represent the official views of, nor an endorsement, by ACL/HHS, or the U.S. Government.