​Cuidando la bella piel que tiene

Posted by Nurse Linda in Life After Paralysis on June 30, 2021 # Español

La piel es el órgano más grande del cuerpo. Es un tejido vivo que se enfrenta al mundo exterior mientras que protege el interior del cuerpo. Los ojos son otro órgano que se enfrenta al mundo exterior, pero estos se cubren con los párpados (piel) para protegerse o cuando está en peligro. La piel, el gran protector del cuerpo, es mi órgano favorito porque es fascinante. Es el único órgano que se puede ver fácilmente en todo el cuerpo.

La función principal de la piel es la protección del cuerpo, aunque sirve para muchas cosas. La piel mantiene las toxinas, los gérmenes y otros materiales peligrosos fuera del cuerpo, ya que mantiene la humedad, los minerales y los nutrientes esenciales dentro del organismo. La piel mantiene fuera el exceso de agua. Cuando se baña o nada, su cuerpo no se llena de agua porque la piel impide que el agua entre a su interior. La piel ayudada a regular el delicado equilibrio de los fluidos dentro del cuerpo. Para mí, una de las mayores propiedades de la piel es la elasticidad. La piel se amolda a su cuerpo. Se estira y se contrae cuando es necesario. Por ejemplo, sobre los nudillos, los codos y las rodillas, la piel se estira cuando se mueven las articulaciones. Lo más fabuloso es que la piel sobre las articulaciones vuelve a su lugar cuando la articulación se relaja. Puede notar esta articulación de la piel sobre estas articulaciones. Sobre otras articulaciones más grandes, la piel tiene la misma capacidad de estiramiento, pero la articulación de la piel no es tan perceptible. Por ejemplo, la piel se estira para realizar grandes movimientos sobre las articulaciones de la cadera, pero es suave, no tan articulada. El movimiento en el resto del cuerpo se acomoda al estiramiento de la piel lisa, como cuando uno se inclina hacia un lado o gira la cabeza. La piel se coloca justo donde tiene que estar para que el cuerpo funcione al máximo. La piel crece a medida que el cuerpo crece para mantenerlo protegido.

Otra propiedad de la piel es su capacidad para sanarse rápidamente tras una lesión. Si tiene un pequeño corte o abertura en la piel, verá cómo la zona se sana en tan sólo uno o dos días. Las heridas más grandes tardan un tiempo en repararse por sí mismas. La piel tiene un tiempo de recuperación rápido porque constantemente se desarrollan nuevas células cutáneas. Las células de la piel son las que más rápido se desarrollan en el cuerpo. Se trata de un proceso necesario, ya que la piel se enfrenta constantemente al mundo exterior, incluyendo superficies de todo tipo, la luz del sol, las variaciones de temperatura, el contacto con otras cosas y personas, y todo tipo de contactos y los factores de estrés. Otros órganos están alojados dentro del cuerpo y no están sujetos al exterior. Por ello, la piel debe ser resistente y fácil de reparar.

La información sensorial se recoge a través de la piel. Puede sentir algo contra su piel, como una brisa, la temperatura, la vibración, la presión y las heridas. La piel le permite sentir el tacto de otra persona o incluso de algo tan pequeño como una hormiga. También puede optar por identificar objetos con sólo sentirlos. En la piel, miles de nervios sensoriales pueden percibir desde la más pequeña de las sensaciones, hasta la más grande. La piel envía constantemente mensajes al cerebro, que regula cómo debe responder el cuerpo.

La termorregulación o control de la temperatura corporal se produce a través de la piel. Esto ocurre de un par de maneras. En primer lugar, los vasos sanguíneos se dilatan para permitir que el cuerpo se enfríe y se contraen para retener el calor cuando se tiene frío. La piel liberará sudor en la capa externa de la piel, que puede evaporarse para enfriar el cuerpo. Las glándulas sudoríparas también pueden liberar residuos no deseados, como el ácido úrico, el amoníaco, la urea y el exceso de agua.

La piel contiene una sustancia química, el 7-dehidrocolesterol, que, cuando se expone a la luz solar, ayuda a sintetizar la vitamina D. La vitamina D es responsable de la construcción y el mantenimiento de los huesos sanos, es un antiinflamatorio, antioxidante y tiene propiedades neuro protectoras para la salud inmunológica, la función muscular y la actividad de las células cerebrales. También se ha observado que tiene un efecto positivo en el bienestar mental. Sólo unos minutos de luz solar en la piel pueden tener resultados positivos.

Todas estas funciones de la piel están controladas por la información que se envía al cerebro. Observe que lo que hace la piel no está bajo su control voluntario. Estas funciones sólo se producen automáticamente por el Sistema Nervioso Autónomo (SNA). Cuando el SNA se ve afectado por una parálisis o una enfermedad, las funciones de la piel pueden verse alteradas. Por lo tanto, el cuidado de la piel se convierte en una actividad importante para garantizar la salud de todo el cuerpo.

Tenga en cuenta el cuidado y el mantenimiento general de la piel. Hay que limpiarla regularmente. Utilice agua tibia (no caliente) para no dañar la capa superior de la piel. Una toalla de felpa añadirá suficiente fricción a la piel para eliminar las células cutáneas que se desprenden y que normalmente se eliminarían al mover el cuerpo. Un esponja o panó de lufa pueden ser demasiado severos para su piel porque no se ve desafiada diariamente por el movimiento de roce con la ropa u otros objetos del entorno. Utilice una loción con base emoliente para añadir humedad a su capa externa de piel.

Debido a los problemas de movilidad, la piel puede acumularse en las manos y los pies, y tienden a desprenderse del cuerpo en forma de láminas, en lugar de desprenderse en forma de células que ni siquiera se ven. Algunas personas quieren arrancar la piel muerta pero no lo debe hacer. Al arrancar la piel, se rompe la conexión en la que la piel todavía está unida al cuerpo, dejando pequeñas abrasiones o áreas abiertas en la capa superior de la piel. Este es un punto de entrada perfecto para las bacterias. En su lugar, empape la zona con agua y luego utilice una toalla de felpa para retirar la piel con suavidad. Puede ser necesario realizar varios intentos algunas veces para eliminar la cantidad abundante de piel que se desprende. Utilice una crema hidratante emoliente entre las sesiones de eliminación. Sólo serán necesarias unas pocas sesiones para lograr el objetivo de una piel limpia.

Los callos son una gruesa acumulación de células cutáneas. Son células de la piel que deberían haberse desprendido pero que no lo han hecho por diversas razones. Las personas con y sin sensibilidad pueden desarrollar callos como mecanismo de protección de la piel frente a irritaciones como el roce de un zapato con el pie o el roce de un aparato con la piel. Los callos no tienen la misma capacidad de protección del cuerpo que la piel. Son una acumulación de células cutáneas muertas que se han adherido a una parte del cuerpo irritada o inmóvil. No tienen la propiedad elástica ni la capacidad necesaria para estirarse como la piel. Los callos se resecan y se agrietan sobre la piel tierna y fina que hay debajo. Este es un punto de entrada perfecto para las bacterias. Es posible que un individuo con sensibilidad disminuida no sienta el dolor intenso de un callo agrietado, pero el cuerpo seguirá reaccionando a través de un aumento de los espasmos (tono) o de episodios de disreflexia autonómica.

Reducir un callo demasiado rápido no da tiempo a que la piel sensible que hay debajo se reconstruya. En su lugar, utilice el mismo proceso que el anterior, reduciendo el callo muy lentamente, primero en remojo, y luego utilizando una toalla de felpa para frotar la zona callosa. Aplique una loción con base emoliente entre las sesiones de baño. Trabaje lentamente para reducir la callosidad porque, a medida que lo haga, la piel sensible que se encuentra debajo de la callosidad se fortalecerá a medida que ésta se reduzca. Se necesitarán muchas sesiones para completar la tarea de reducción, dependiendo del grosor del callo. Los resultados evitarán cualquier complicación. Una zona con callo necesitará un tratamiento continuado con el lavado y la loción. Elimine el origen del callo cambiando de calzado, modificando un dispositivo o ajustando lo que esté rozando la zona. Nunca reduzca un callo con nada más fuerte que una toalla de felpa. El riesgo de dañar el tejido cutáneo es demasiado grande.

Es imprescindible secar bien la piel. Parece sencillo, pero a menudo no lo es. Seque la piel con palmaditas. Incluso cuando sienta que la piel está seca, revise los lugares de difícil acceso o las zonas del cuerpo que no reciben mucha luz, como las axilas, la ingle y los glúteos. Los pliegues del cuerpo deben recibir una atención extra de secado, ya que la humedad puede provocar los sarpullidos y el crecimiento de bacterias. A las bacterias les encanta crecer en zonas cálidas, oscuras y húmedas del cuerpo. Cubrir la ingle y los glúteos en un cojín de contención de la incontinencia para adultos puede favorecer el crecimiento de bacterias. Si se utiliza un dispositivo de contención de la incontinencia, como los productos de recogida de orina para adultos, o los catéteres urinarios externos para varones, retire el dispositivo y limpie la zona a fondo un mínimo de dos veces al día. Se puede utilizar un preparado cutáneo en el pene para proteger la piel de la humedad constante de la orina. Existen pomadas para la piel si se produce una erupción con los productos de recogida de orina. Airee la zona durante 15 minutos al menos una vez al día.

Las uñas se encuentran en los extremos de los dedos de las manos y de los pies. Están incluidas en la piel, pero tienen una textura diferente. Cortar las uñas puede suponer un riesgo de pinchazo en la piel. Corte las uñas en línea recta para evitar que se acerquen demasiado a la piel. Después del baño para ablandar las uñas, recórtelas con un dispositivo de corte de uñas diseñado para ello. Sumergir las uñas en un paño húmedo también puede ayudar a ablandarlas antes de cortarlas. Su seguro médico puede permitir que un podólogo le recorte las uñas de los pies, sobre todo si tiene más de 65 años o es diabético.

Otras formas de proteger la piel son el controlar el tiempo de exposición directa al sol para evitar los daños y las quemaduras. Asegúrese de incluir la protección de las gafas de sol contra los rayos UV para los ojos. El sol puede alterar la regulación de la temperatura corporal. Permanezca en un lugar fresco para mantener su temperatura corporal en un rango normal. Debe llevar un sombrero de ala ancha y ropa suelta de color claro. Utilice ropa fresca para reducir la temperatura corporal. La humedad se acumulará en su cuerpo independiente de la temperatura. Conozca la ubicación de zonas con aire acondicionado donde pueda refrescarse cuando se trate de un clima húmedo. Beba líquidos fríos.

El fumar hace que los vasos sanguíneos se estrechen, sobre todo los finos vasos sanguíneos de la piel. También priva al cuerpo de oxígeno, ya que la nicotina se adhiere a las células ocupando el lugar del oxígeno. Dejar de fumar y de todos los inhalantes es imperativo para la salud de la piel, así como para su salud en general. Los cigarrillos electrónicos son igual de peligrosos a pesar de lo que la gente quiera creer sobre ellos. Nada de lo que se inhala en los pulmones para el entretenimiento es útil, excepto los medicamentos específicos necesarios para ayudarle a respirar.

El llevar una dieta saludable proporcionará nutrientes a tu cuerpo, lo que incluye la piel. Los alimentos frescos, no procesados, son los mejores. El beber agua mantendrá su cuerpo hidratado. Se pueden tomar otros líquidos, pero con moderación. El alcohol y la cafeína pueden deshidratar el cuerpo.

El cuidado de la piel es importante para mantener la salud. Todo el mundo puede ver su salud general con sólo mirarle porque ven su piel radiante. Recuerde amar la piel que tiene. Enfermera Linda

Consideración pediátrica:

El cuidado de la piel de los niños es muy parecido al de los adultos. Se puede pensar que la piel de los niños es tan resistente que no necesita los mismos cuidados. La piel de los niños es resistente, pero la disminución de la sensibilidad la pone en peligro. EL voltear, el revisar y el vigilar es igual de crítico para personas de todas las edades. Dígale a su hijo el por qué está revisando su piel cada vez. Aunque sean demasiado pequeños para entenderlo, esto les impresionará y les creará un buen hábito de control de la piel.

Los pañales son la norma para los bebés y los niños pequeños. Algunos niños seguirán usando pañales, aunque sean un poco más mayores. Sin embargo, los pañales retienen la humedad, que es su propósito. Esa humedad puede provocar sarpullidos e incluso lesiones por presión en personas de todas las edades. Tan pronto como sea apropiado, comience un programa para la vejiga y el intestino para mantener los irritantes fuera de la piel. Vera que su hijo, incluso un bebé, no necesita un pañal cuando la orina y las heces están reguladas. Si utiliza un pañal, cámbielo cuando se ensucie. Planifique un momento del día en el que se pueda dejar sin el pañal para que la piel se airee y se seque. Enfermera Linda

Linda Schultz, PhD, CRRN, es líder y proveedora de atención de rehabilitación durante más de 30 años, y una amiga de la Fundación Christopher y Dana Reeve durante una carrera de dos décadas. En nuestra comunidad en línea, ella escribe y responde a sus preguntas sobre la LME en el foro de Heath & Wellness.

This project was supported, in part, by grant number 90PRRC0002, from the U.S. Administration for Community Living, Department of Health and Human Services, Washington, D.C. 20201. Grantees undertaking projects under government sponsorship are encouraged to express freely their findings and conclusions. Points of view or opinions do not, therefore, necessarily represent official Administration for Community Living policy.