​El duelo que nunca acaba (Parte 2)

Posted by Gretchelle Dilan, Ph.D. in Life After Paralysis on May 24, 2021 # Español

En el blog pasado hablamos de las cinco etapas del duelo propuestas por Elizabeth Kübler – Ross. Discutíamos como se relacionan con la pérdida de funciones que teníamos en nuestro cuerpo y como es un proceso que viene y va dentro de la persona que vive con una lesión de la médula espinal.

Después de las cinco etapas básicas hay otras subetapas que son de tarea diaria y aquí te expongo ideas recogidas de varias personas que viven con una lesión medular.

1. Aprende sobre el duelo.

Cuanto más sepas sobre el dolor, sobre lo que está pasando y sobre lo que pasará podrás disipar mitos y miedos que te rodean. Cada día te darás cuenta de que todo lo que sientes es normal. También puedes descubrir señales de advertencia de que tu duelo se está complicado y de que necesita más ayuda para sobrellevarlo. De cualquier manera, el conocimiento es poder para evaluar tu desarrollo.

2. Hay gente que te necesita

Si no tienes hijos, pareja o de esas personas que te necesitan directamente, puedes empezar a hacer un círculo de personas que necesiten de ti. De seguro tienes algo grande como mínimo de ofrecer. Empieza a descubrir tus dones e inmediatamente a compartirlos con otros.

3. Dar tiempo

El tiempo puede ser clave en la superación del duelo. Lo bueno de tomar tiempo es que también lo puedes medir. Así que, así como te tomaste el tiempo para procesar el dolor, cuanto más tiempo quieres seguir en la etapa del “permiso” para procesar el trauma. Evalúa el tiempo y que has invertido en tu desarrollo de tu nuevo yo.

4. Encuentra modelos a seguir

No eres el primero en recorrer el camino de vivir con un nuevo yo. Descubre cómo otros han afrontado la pérdida. ¿Qué hacen? ¿A qué se dedican? ¿Como se desarrollaron como pareja, como familia? ¿Como lidian con la soledad? Esto te proporcionará un modelo en el que podrás empezar tu curación y te recordará que no estás solo. ¿Según este consejo, ya encontraste ese modelo a seguir? Usa tus redes, hay miles de personas en el mundo para buscar inspiración. Recuerda que ellos no son perfectos, posiblemente lloran como tu todas las noches, pero si hay algo que te interesa de ellos, tómalo. Agarra todo lo que puedas para motivarte a vivir mejor dentro de esta situación.

5. La ayuda profesional es indispensable

Si bien todos los consejos pueden ser de utilidad en algunos casos, a modo de orientaciones generales, para muchos superar el duelo no es tarea de hacerlo solo, con amigos o familiares.

Los psicólogos siempre pueden brindar la terapia más adecuada, según la persona, su pérdida y otros factores. Vivir con un impedimento es de las tareas más difíciles para lo que nacimos sin impedimentos. En tu agenda de mejoramiento, utiliza un profesional, es clave ganadora para este proceso.

6. Cuida los hábitos y la salud

Sin duda mi consejo favorito. Cada vez que hago ejercicio y como bien me siento mejor. Las altas y bajas de ansiedad y depresión son casi inevitables, pero podemos controlar lo que comemos y lo que hacemos con nuestro cuerpo. El dolor y la tristeza pueden hacernos olvidar lo importante que es mantener una buena alimentación a diario, así como también una rutina de ejercicio adecuada, así que es una toma y dame constante entre la mente y el cuerpo.

Nuevamente, esto de vivir con nuestro nuevo yo es una tarea diaria, no pasa nada si te sientes triste, pero si pasa si todo el tiempo te sientes triste. Busca ayuda por qué estar triste no te dejará ver la vida desde otros lentes.

Gretchelle Dilán, PhD vive en Puerto Rico con una lesión de la médula espinal. Ella es una psicóloga industrial y es la escritora de los blogs en español para la Fundación Reeve. Suscríbete a nuestros blogs en español para informarte sobre temas de interés como el empleo, la salud mental, la investigación, las experiencias diarias y más. Visita www.ChristopherReeve.org/Blog y haz clic en el tag “Español”.

This project was supported, in part, by grant number 90PRRC0002, from the U.S. Administration for Community Living, Department of Health and Human Services, Washington, D.C. 20201. Grantees undertaking projects under government sponsorship are encouraged to express freely their findings and conclusions. Points of view or opinions do not, therefore, necessarily represent official Administration for Community Living policy.