Hablemos del coronavirus

Posted by Amber Collie in Life After Paralysis on April 03, 2020 # COVID-19, Español

No queda de otra que hablar de lo que está en la menta de la mayoría de las personas estos días. Se que tengo la misma información que el resto de ustedes. En mi ciudad en el condado de Orange, California, todas las escuelas, programas deportivos y muchos trabajos han cerrado. No hay reuniones en grupo. Nos aconsejan quedarnos en casa. Esto protege a la comunidad que vive con una lesión medular, las personas con parálisis, que pueden tener complicaciones con los pulmones, y también a otros grupos vulnerables.

Cuando se comenzó a hablar sobre el coronavirus, los desinfectantes de mano desaparecieron en un abrir y cerrar de ojos. Las botellas de agua también desaparecieron. Un poco después ya no se podía encontrar un rollo de papel higiénico en toda mi ciudad. Unos días después, los productos secos como los frijoles, el arroz y la pasta no se encontraban en las tiendas. Hoy en día, las tiendas tienen muchos estantes completamente vacíos. Me tomó alrededor de dos horas en la tienda, recogiendo de lo que sobraba. Me dijeron que hay líneas afuera y alrededor del edificio cada mañana a la hora de abrir.

Mi hijo adulto Zack, que tiene una lesión C4 con cuadriplejía, y su prometida trabajan en Disneyland. Ya que es una atracción para tantos, Disney decidió cerrar sus puertas el 16 de marzo. Los parques de Disney han cerrado solo tres veces en los 65 años de su existencia. En cada caso, tuvieron que cerrar por motivos fuera de su control. El 23 de noviembre de 1963, un día de duelo nacional en honor del presidente fallecido John F. Kennedy. Los parques también cerraron tras los ataques terroristas del martes 11 de septiembre y ahora para la protección contra la pandemia del coronavirus; y no es solo un día sino por un tiempo indeterminado. Esto nunca ha ocurrido antes.

Fui a la biblioteca de mi cuidad para recoger lo que necesitaría si iba a quedarme en casa por un tiempo. Se podía escoger y sacar libros, pero no se podía usar las computadoras o sentarse. Lo hicieron bien claro al deshacerse de todas las sillas.

Espero que todos se hallan abastecido de comida, agua y otras necesidades. Quiero agregar algunos artículos que pueden ser útiles para la comunidad con parálisis:

  • Consiga los medicamentos recetados y sin receta
  • Suministros para la LME (bolsa para la pierna, sondas, guantes, supositorio, etc.)
  • Humidificador (bueno para los pulmones)
  • Purificador de aire
  • Aerosol desinfectante

Como hemos oído lávese las manos, use desinfectante, limpie las superficies, manijas de puertas e interruptores de luz. Evite los lugares muy concurridos y mantenga el espacio adecuado.

Ya que vamos a estar en casa, haga esas cosas que deseaba hacer, pero nunca tuvo tiempo. Haga una lista de tareas a realizar...

Pídales a sus cuidadores que le ayuden a limpiar sus closets y gabinetes. Organice las cosas.

Ahora tiene el regalo del tiempo. Juegue con su familia (los acertijos y trivia son buenos juegos para las personas con cuadriplejía).

Aproveche esta oportunidad para mandar un correo electrónico o conversar por video con los amigos. Escuche música alegre o podcasts interesantes, vea películas y series. Haga una lista de gratitud, busque nuevas metas, cree una mural de visión. Busque nuevas recetas, investigue algo de interés, busque información sobre las vacaciones en sillas de ruedas, salga. Limite su acceso a las noticias. Se sentirá bien al cumplir las actividades. Disfrute el tiempo en familia y no se olvide de relajarse. Este tipo de crisis parece sacar lo mejor y lo peor de las personas. Puede resaltar lo que es realmente importante y qué es trivial.

Nosotros estamos esencialmente haciendo historia y estamos TODOS junto en esto. Manténgase bien.

Sobre Amber Collie
Mi vida tiene muchas partes, puedo escribir un libro solo en esta sección, pero vamos a avanzar rápidamente a cuando me casé Adron Collie. Fue dos semanas después de cumplir 20 años (¡sí, muy jóvenes!) Zackary nació cuando tenía 22 años y Levi a mis 24, seis años después tuve a Kaden, y 18 meses después a mi hija Laila. Soy una madre de cuatro. En ese tiempo, también tenía un negocio de fotografía. El año de la lesión de Zack, tenía a un hijo preescolar, uno en la escuela primaria y dos en la escuela secundaria. ¡Cuatro hijos en cuatro escuelas diferentes! Pensé que estaba muy ocupada simplemente dejándolos y recogiéndolos de las escuelas a los tiempos adecuados. Me da risa ahora pensar en esos tiempos porque no tenía idea de cómo iba a cambiar mi vida.