​La vacuna contra el coronavirus: Me llegó el turno

Posted by Gretchelle Dilan, Ph.D. in Life After Paralysis on April 19, 2021 # COVID-19, Español

Esta semana me llegó el turno

¿Tenía dudas? No. Tener una lesión de la médula espinal elimina cualquier miedo de morir, pero no elimina el miedo de quedar peor al ser intervenido por cualquier razón médica. Sin embargo, no dudé pues, aunque los científicos todavía están aprendiendo qué tan buena son las vacunas para combatir la COVID-19, es comprobado que las personas vacunadas tienen menos probabilidades de infectarse y tienen menos probabilidades de transmitir el virus a otras personas, según los datos de los CDC. En mi mente si nada de esto era cierto por lo menos, con mi experiencia, iba a ser parte de la conclusión de que la vacuna no servía. Win-Win para mí.

Escuchaba sobre los efectos secundarios leves, así que pensé que iba a ser liviano todo este cuento y no me preparé. Ahora les cuento como fue en mi primera dosis.

No dolía, pero podía sentir la aguja. Recibí mi inyección alrededor de las 2 p.m. y comencé a sentir efectos secundarios alrededor de las 8 p.m. el mismo día.

Efectos secundarios:

  • El lugar de la inyección estaba sensible con un mediano a fuerte dolor muscular.
  • Aproximadamente seis horas después, alrededor de las 9 p.m. empecé a tener dolor de cabeza y me sentí muy enferma.
  • Fiebre fue de 100,2, tenía calor y estuve sudando por día y medio.
  • Experimenté dolores en el cuerpo la noche y todo el día después.
  • Cansancio extremo.

Mis efectos secundarios fueron bastante incómodos y me sentí fatal, pero no era nada que agua, medicamentos y descanso no pudieran arreglar. Mucho mejor que contraer el virus. Volví a la normalidad tres días después.

Ahora mi segunda dosis fue una agradable sorpresa, se sintió inexistente. Tuve que preguntar si había terminado porque no sentía nada. Fue rápido y sin dolor. Pero hice un truco, el truco de la Panadol al momento de vacunarme y cada 6 horas. Preparé el cuerpo con vitaminas C días antes y me compré mis sopitas de enfermo por si los síntomas se sentían, pero el truco funciono a la perfección. El único efecto secundario que experimenté fue un brazo muy adolorido. Luché para levantarlo durante un poco más de 48 horas.

No está claro por qué hay diferentes niveles de reacciones a las vacunas, pero es probable que se deba a combinaciones de factores que incluyen la edad, la salud, el medio ambiente, la nutrición y el género. Otros no han experimentado ningún efecto secundario ni en la primera dosis ni en la segunda.

Por otro lado, se recomienda que recibas ambas dosis de las vacunas Pfizer y Moderna para lograr el nivel más alto de protección y evitar que te enfermes. La respuesta inmune a la primera dosis es moderada y la segunda dosis ayuda a reforzar la respuesta inmune. Yo recibí la Moderna y según el sitio web de Moderna, esta vacuna utiliza ARNm para proporcionar un modelo para que sus células construyan las defensas de su cuerpo contra el SARS-CoV-2. No contiene SARS-CoV-2 ni ningún virus, solo el modelo para ayudar a combatirlo.

Si en algo somos especialistas los lesionados de la médula espinal, es que han experimentado con nosotros con diferentes tratamientos alternativos y esta no es la excepción sin embargo la respuesta de la vacuna es parte de lo que le dejamos a las nuevas generaciones de lesionados.

Gretchelle Dilán, PhD vive en Puerto Rico con una lesión de la médula espinal. Ella es una psicóloga industrial y es la escritora de los blogs en español para la Fundación Reeve. Suscríbete a nuestros blogs en español para informarte sobre temas de interés como el empleo, la salud mental, la investigación, las experiencias diarias y más. Visita www.ChristopherReeve.org/Blog y haz clic en el tag “Español”.

This project was supported, in part, by grant number 90PRRC0002, from the U.S. Administration for Community Living, Department of Health and Human Services, Washington, D.C. 20201. Grantees undertaking projects under government sponsorship are encouraged to express freely their findings and conclusions. Points of view or opinions do not, therefore, necessarily represent official Administration for Community Living policy.