​Miedo a la muerte

Posted by Gretchelle Dilan, Ph.D. in Life After Paralysis on April 11, 2022 # Español

FlowersEn estas pasadas semanas sufrí la incertidumbre de tener un anciano hospitalizado. Enfermo, con un cuadro esperado para un diagnóstico de Parkinson y Alzheimer, y aunque siguiendo un curso esperado no solo por su edad sino por su condición, el miedo a la muerte fue un tema que pude percibir en mí y en mi familia.

El miedo a la muerte ha sido estudiado desde académicos hasta líderes religiosos. Incluso hay un campo de estudio llamado tanatología que examina la reacción humana ante la muerte y el morir. Un hallazgo interesante de estos estudios del miedo a la muerte hechos en USA, por ejemplo, es que los jóvenes temen más a la muerte que los ancianos. ¿Por qué? Bueno, aunque no soy una experta en el tema y solo puedo hablar por la experiencia de los últimos días creo que una de las razones que los más jóvenes tenemos miedo a la muerte, no a la muerte de uno mismo sino de otro, es el miedo a sentir lo desconocido, en este caso sentir la ausencia real de un familiar.

Mi padre murió la semana pesada y el miedo estaba en no saber que sentir al saber que no lo volvería a ver. Aunque entiendo el proceso de vida, y hay explicaciones que usamos como alicientes, el sentimiento era sencillo. Me quitaron algo que, aunque preparada, no quería soltar.

Con dificultad y tratando de cambiar el sentimiento de dolor a uno de agradecimiento, recordé esas primeras conexiones con el mundo externo. Aprender a correr bicicleta y una de las más chistosas, tomar una navaja para afeitarme la barba, mientras hablábamos en el baño.

En unas semanas de sabores agridulces de recuerdos, llegó el día del funeral, quizás ya lo había idealizado. Tenía una idea de cómo iba a ser. Su corbata, la bandera de USA que representaba que era veterano, las flores en fin no había muchas sorpresas. Todo fue como lo pensé esa misma semana donde el fin se acercaba. Pero lo que si fue sorpresivo fue quienes nos acompañaron en el proceso y no hablo solo en el proceso del funeral, sino en el proceso de ayuda para con un anciano. ¿Quién lo bañaba? (Que, por mi condición de la lesión medular, no podía) ¿Quién le dio la comida en la boca? ¿Quiénes se apuntaban con nosotros para hacer un pasadía?

Esta muerte me enseñó que el miedo a lo que iba a sentir sobre su muerte era solo eso, miedo pues ya la vida se había encargado de acomodar amigos sensibles que serían parte de este proceso. Fue muy bonito ver que mi papá por su edad no tuvo amigos que fueran a verlo en su funeral, todos eran amigos míos y de mis hermanos, caminaron para mostrar su apoyo bajo un sol caliente hasta el cementerio.

No sé cuál es tu situación y si tus padres aún viven, aparte de decirte que no dejes de llamarlos y visitarlos, quiero decirte que no dejes de colaborar con los padres de tus amigos. No te toca, no es tu responsabilidad, pero todo miedo, todo dolor, se convirtió en amor al ver quienes caminaron conmigo en este proceso. Ponte a disposición en lo puedas, dales una llamada solo para saber cómo están, no hay mayor satisfacción que devolver el amor que la vida te da a través de los amigos.

Gretchelle Dilán, PhD vive en Puerto Rico con una lesión de la médula espinal. Ella es una psicóloga industrial y es la escritora de los blogs en español para la Fundación Reeve. Suscríbete a nuestros blogs en español para informarte sobre temas de interés como el empleo, la salud mental, la investigación, las experiencias diarias y más. Visite www.ChristopherReeve.org/Blog y haga clic en el tag “español”.

The National Paralysis Resource Center website is supported by the Administration for Community Living (ACL), U.S. Department of Health and Human Services (HHS) as part of a financial assistance award totaling $8,700,000 with 100 percent funding by ACL/HHS. The contents are those of the author(s) and do not necessarily represent the official views of, nor an endorsement, by ACL/HHS, or the U.S. Government.