Seguridad Social y discapacidad

Hay dos programas principales de Seguridad Social para apoyar a las personas con discapacidades: el Seguro de Discapacidad de Seguridad Social (Social Security Disability Insurance, SSDI) y los Ingresos Suplementarios de Seguridad (Supplemental Security Income, SSI).

Seguro de Discapacidad de Seguridad Social (SSDI)

La discapacidad, según Seguridad Social, se basa en la incapacidad para trabajar. Una persona se considera discapacitada según las reglas de Seguridad Social si no puede hacer el trabajo que hacía antes y se determina que no se puede ajustar a otro trabajo debido a sus condiciones médicas. La discapacidad, además, debe durar (o esperarse que dure) al menos un año o se debe prever que resultará en el fallecimiento.

Además de cumplir con la definición de discapacidad, la persona debe haber trabajado un tiempo suficiente, y lo bastante recientemente, dentro de Seguridad Social para calificar para beneficios por discapacidad. Una persona debe haber trabajado al menos 5 de los 10 años inmediatamente anteriores a la discapacidad y haber pagado los impuestos que indica la Ley Federal de Aportes al Seguro Social (Federal Insurance Contributions Act, FICA). Se debe prever que la discapacidad o los impedimentos durarán al menos 12 meses.

Los beneficios de SSDI están disponibles para trabajadores que tienen impedimentos "médicamente determinables" que les impiden permanecer en el trabajo o realizar cualquier "actividad remunerada sustancial". SSDI es la protección para los trabajadores a quienes no se puede ayudar con ajustes y adaptaciones llamados "adaptaciones de ajuste razonables" en la Ley de Estadounidenses con Discapacidades (Americans with Disabilities Act, ADA).

Gran cantidad de reclamos iniciales de SSDI son rechazados por Seguridad Social . Sin embargo, hay tres niveles de proceso de apelación. Para ganar un reclamo en cualquier nivel, un solicitante debe proporcionar evidencia médica de una condición de discapacidad.La mejor fuente para comprobar dicha discapacidades el médico del solicitante, no el solicitante mismo.

Ingresos Suplementarios de Seguridad (SSI)

Ingresos Suplementarios de Seguridad (SSI) es un programa que realiza pagos mensuales a personas con ingresos y recursos limitados si tienen 65 años o más, si están ciegas o si tienen alguna otra discapacidad. Ser elegible para SSI significa que se recibe un beneficio mensual y, según el estado de residencia, los siguientes beneficios y servicios: Medicaid, estampillas para compra de alimentos; se pagan las primas de Medicare (en todos los estados).

Los beneficios de Ingresos Suplementarios de Seguridad no se basan en el trabajo anterior o en el trabajo anterior de un miembro de la familia.

En la mayoría de los estados, los beneficiarios de SSI también pueden obtener Medicaid (asistencia médica) para pagar las internaciones hospitalarias, las facturas médicas, los fármacos recetados y otros gastos de salud.

Los beneficiarios de SSI también pueden ser elegibles para obtener estampillas para compra de alimentos en todos los estados excepto California. El programa SSI está financiado por la Dirección General de Ingresos (General Revenue). No se financia a través de impuestos de Seguridad Social retenidos según la Ley Federal de Aportes al Seguro Social (FICA).

Para obtener detalles sobre programas para discapacidad, comuníquese con la oficina de Seguridad Social más cercana.

Fuente: Administración de Seguridad Social (Social Security Administration), Allsup, Inc.

Descargue la Guía de recursos sobre parálisis de la Reeve Foundation
Estamos aquí para ayudarle

Nuestro equipo de especialistas en información puede responder a consultas y proporcionar información en más de 170 idiomas.

Llame al 800-539-7309

(Llamadas internacionales al 973-467-8270)

de lunes a viernes de 9:00 a 17:00 hora del este o envíe una consulta.