Cuidado de la piel


La piel es el sistema de órganos más extenso del cuerpo. Es resistente y flexible y protege a los tejidos subyacentes contra el aire, el agua, sustancias extrañas y bacterias. Es sensible a las lesiones y tiene una llamativa capacidad de auto-reparación. Sin embargo, a pesar de su resistencia, la piel simplemente no puede soportar la presión prolongada, la fuerza excesiva o la fricción.

¿Qué son las lesiones por presión?

Las personas que viven con parálisis tienen un alto riesgo de desarrollar problemas de la piel. La movilidad limitada junto con la sensibilidad deficiente puede crear una lesión por presión, también llamadas úlceras de presión, lo que puede crear complicaciones devastadoras.

La piel, el órgano más grande del cuerpo, es resistente y flexible. Protege las células subyacentes contra el aire, el agua, las sustancias extrañas y las bacterias. Es sensible al daño y tiene una capacidad de auto-reparación excepcional.

Las lesiones por presión, también llamadas úlceras de presión o úlceras de decúbito varían en gravedad de leve (enrojecimiento leve de la piel) a grave (cráteres profundos que pueden infectar hasta el músculo y el hueso). La presión constante en la piel comprime los pequeños vasos sanguíneos que alimentan la piel con nutrientes y oxígeno. Cuando la piel no recibir sangre durante demasiado tiempo, el tejido muere y se forma la lesión por presión.

Causas de la lesión por presión

El deslizarse en una cama o silla puede causar que los vasos sanguíneos se estiren o doblen, creando una lesión por presión. Una abrasión puede ocurrir cuando la piel se jala a través de una superficie en lugar de levantarse. Un golpe o caída puede causar daño a la piel, aunque no se vea de inmediato. Otras causas de las lesiones por presión son las órtesis u otros objetos duros que ponen presión sobre la piel. Además, las personas con sensibilidad limitada son más propensas a las lesiones por quemaduras en la piel.

El daño a la piel por presión comienza normalmente en la parte del cuerpo donde los huesos están cerca de la superficie de la piel, como la cadera. Estas las prominencias óseas aplicar presión sobre la piel desde dentro. Si hay una superficie dura en el exterior, la piel puede quedar atrapada fuera de la circulación.

La parálisis reduce la resistencia de la piel debido a la circulación sanguínea y el oxígeno reducidos. El cuerpo intenta compensar enviando más sangre a la zona. Esto puede resultar en la hinchazón, añadiendo más presión a los vasos sanguíneos.

Una lesión por presión comienza como un área enrojecida en la piel. Esta área enrojecida puede sentirse dura y/o caliente. Para aquellas personas con piel oscura, el área puede aparecer brillante. En esta etapa, la progresión es reversible. La piel volverá a su color normal si la presión se elimina. Si la presión no se elimina, se puede formar una ampolla o costra- esto significa que el tejido por debajo se está muriendo. Quite toda la presión sobre la zona inmediatamente.

En la siguiente etapa, un agujero (úlcera) se forma en el tejido muerto. Con frecuencia, este tejido muerto es pequeño sobre la superficie de la piel, pero el tejido dañado puede extenderse hasta el hueso.

Una lesión por presión puede significar varias semanas o incluso meses en el hospital o en reposo en cama para que la lesión se cicatrice. Las lesiones por presión complejas pueden requerir cirugía o injertos de piel. Todo esto puede costar miles de dólares y significar valioso tiempo fuera del trabajo, escuela o con la familia.

Tratamiento

El tratamiento de las heridas de la piel se complica debido a las infecciones difíciles de tratar, espasticidad, presión adicional e incluso el perfil psicológico de la persona. De hecho, las lesiones por presión han sido asociadas a la autoestima baja y el comportamiento impulsivo.

Es una simplificación excesiva de decir las lesiones por presión siempre son prevenibles, pero eso es casi cierto. La integridad de la piel puede mantenerse con cuidado diligente y buena higiene general.

Hay una gran variedad de superficies de apoyo para aliviar la presión disponibles para usar en la cama o en una silla, incluyendo camas, colchones y sobre colchones especiales o cojines de asientos. Consulte con sus terapistas para informarse sobre lo que está disponible.

Puede chequear en AbleData para encontrar productos para sentarse y dormir.

Consejos de prevención

Recuerde que la primera línea de defensa es ser responsable del cuidado de su piel. Aquí están algunos consejos para mantener la piel sana:

  • Examine su piel diariamente: utilice un espejo para las áreas difíciles de ver. La piel se mantiene saludable con una buena dieta, una buena higiene y alivie la presión regularmente.
  • Mantenga la piel limpia y seca: es más fácil que haya daño cuando la piel está húmeda por sudor o secreciones.
  • Beba líquidos en abundancia: una herida que se está curando puede perder más de un cuarto de galón de agua cada día. Beba de 8 a 12 vasos de agua al día. La cerveza y el vino no cuentan; el alcohol hace perder agua y deshidrata.
  • Controle su peso: estar demasiado delgado hace que se pierda el espacio entre los huesos y la piel y ocasiona que hasta una leve presión rompa la piel. Esta obeso también es un riesgo. Mientras más peso hay, mayor es la distancia entre los huesos y la piel, pero también somete la piel a más presión en los pliegues.
  • No fume: La investigación ha demostrado que los fumadores son más propensos a desarrollar lesiones por presión.

Recursos y apoyo para el cuidado de la piel

Si necesita más información sobre el cuidado de la piel o tiene una pregunta específica, nuestros especialistas en información están disponibles de lunes a viernes de 9am a 5pm ET, 800-539-7309 (línea gratuita dentro de los EE. UU.) o 973467-8270 (internacional).

Adicionalmente, la Fundación Reeve mantiene una hoja informativa sobre el cuidado de la piel con recursos adicionales de fuentes confiables. Chequee nuestro repositorio de hojas de información sobre cientos de temas como los recursos disponibles su estado/ país o enfermedades secundarias de la parálisis. Descargue nuestro folleto sobre las Lesiones por presión y el cuidado de la piel.

Le recomendamos que se contacte con grupos de apoyo y organizaciones, incluyendo:

  • Familydoctor, para más información sobre las causas y los síntomas de las lesiones por presión.
  • Centro de Traducción de Conocimientos de los Sistemas Modelo (Model Systems Knowledge Translation Center), ofrece hojas de datos sobre varios temas, incluyendo el cuidado de la piel. Haga clic en Español en el botón superior.
  • MedlinePlus, tiene 750 temas en enfermedades, trastornos y bienestar. MedlinePlus reúne la información autoritativa de la Biblioteca Nacional de Medicina, los Institutos Nacionales sobre la Salud, y otras agencias gubernamentales y organizaciones relacionadas a la salud.
Descargue la Guía de recursos sobre parálisis de la Reeve Foundation
Estamos aquí para ayudarle

Nuestro equipo de especialistas en información puede responder a consultas y proporcionar información en más de 170 idiomas.

Llame al 800-539-7309

(Llamadas internacionales al 973-467-8270)

de lunes a viernes de 9:00 a 17:00 hora del este o envíe una consulta.