Automóviles y conducción

La conducción de automóviles puede volverse una realidad para quienes sufren parálisis, incluso para personas con la función de manos y brazos muy limitada. Hoy en día hay en el mercado una amplia variedad de equipos y modificaciones vehiculares.

El primer paso del proceso de aprender a conducir con parálisis es obtener una evaluación de un entrenador de conductores calificado para determinar la situación de conducción básica, las modificaciones específicas y los equipos de conducción necesarios. Una evaluación incluye exámenes de visión y mide la fuerza muscular, la flexibilidad y el rango de movimiento, la coordinación y el tiempo de reacción, el juicio y la toma de decisiones, así como la capacidad para conducir con equipos de adaptación

Para encontrar un evaluador calificado, comuníquese con un centro de rehabilitación local o con la Asociación para Especialistas en Rehabilitación de Conductores (Association for Driver Rehabilitation Specialists, ADED – lea más abajo), que cuenta con una lista de especialistas certificados de todo el país.

En lo que respecta a obtener una licencia de conducir, los estados requieren una licencia de conductor o un permiso de aprendiz válido para recibir una evaluación en marcha. No se le puede negar la oportunidad de solicitar un permiso o una licencia por tener una discapacidad, pero quizás se le otorgue una licencia restringida, basándose en el uso de dispositivos de adaptación.

Una vez que se obtiene el visto bueno de la evaluación, es hora de pensar en las clases de vehículos adecuados para sus capacidades y necesidades. La selección de un vehículo al que se le realizarán modificaciones requiere la colaboración del evaluador y un concesionario de modificación de vehículos calificado. Las siguientes preguntas pueden resultar útiles para seleccionar un vehículo y para decidir si se puede adaptar el vehículo que ya tiene.

¿Los equipos de adaptación necesarios requieren una camioneta o SUV será suficiente (usted conducirá desde la silla de ruedas o talvez puenda trasladarse a la silla del conductor)? Si se puede trasladar al interior del vehículo y conducirlo, sus opciones son mucho más amplias.

¿El vehículo puede alojar los equipos que se deben instalar?

¿Habrá suficiente espacio para otros pasajeros una vez que el vehículo esté modificado?

¿Tiene espacio de estacionamiento adecuado en su casa y en el trabajo para el vehículo y para cargar y descargar una silla de ruedas o un andador?

Si el costo del vehículo o los accesorios de adaptación o modificación está cubiertos por terceros, averigüe si hay limitaciones o restricciones sobre lo que estará cubierto. Obtenga siempre una declaración escrita sobre lo que pagará una agencia de financiación antes de realizar la compra.

El costo de la modificación de vehículos varía de manera significativa. Un vehículo nuevo modificado con equipos de adaptación puede costar entre 20.000 y 80.000 dólares. Las oportunidades que pueden ofrecerle las agencias de apoyo públicas o privadas.

Existen programas que ayudan a pagar parte o el total del costo de la modificación de un vehículo, según la causa y la naturaleza de la discapacidad. Comuníquese con el departamento de rehabilitación vocacional de su estado o con otra agencia que proporciones servicios vocacionales y, si corresponde, con el Departamento de Asuntos de Veteranos (Department of Veterans Affairs). Además, tenga en cuenta lo siguiente:

* Muchas asociaciones sin fines de lucro que se ocupan de la defensa de las personas con discapacidades tienen programas de subvenciones que ayudan a pagar dispositivos de adaptación.

* Si tiene un seguro de salud privado o una compensación de trabajadores, puede estar cubierto para dispositivos de adaptación y para modificaciones vehiculares. Consulte con su agente de seguros.

* Muchos fabricantes tienen planes de reintegro o reembolso para vehículos modificados.

* Algunos estados eximen de impuesto a las ventas para los dispositivos de adaptación si se cuenta con prescripción médica para su uso.

Usted puede reunir los requisitos para ser elegido para ahorrar gastos al presentar su declaración de impuesto sobre la renta (IRS). Consulte con un asesor calificado para averiguar si el costo de sus dispositivos de adaptación califican bajo gastos medicos.

Busque a un concesionario calificado para modificar el vehículo. Haga preguntas, verifique las credenciales y referencias. ¿Trabajan con evaluadores? ¿Revisarán el vehículo antes de que usted lo compre? ¿Requieren una prescripción médica o de otro especialista en evaluación de conductores? ¿Proporcionan entrenamiento para utilizar los equipos? ¿Proporcionan servicio técnico? ¿Cuál es el costo? ¿Cuánto tiempo llevará hacer el trabajo? ¿Cuál es la garantía?

Fuentes: Departamento de Transporte (Department of Transportation) de los EE.UU., Asociación para Especialistas en Rehabilitación de Conductores (Association for Driver Rehabilitation Specialists)

Descargue la Guía de recursos sobre parálisis de la Reeve Foundation
Estamos aquí para ayudarle

Nuestro equipo de especialistas en información puede responder a consultas y proporcionar información en más de 170 idiomas.

Llame al 800-539-7309

(Llamadas internacionales al 973-467-8270)

de lunes a viernes de 9:00 a 17:00 hora del este o envíe una consulta.