Sexualidad para mujeres

Las investigaciones sugieren que la diferencia principal en el funcionamiento sexual entre mujeres con discapacidades y mujeres sin ellas puede atribuirse a las dificultades que sufren las mujeres con discapacidades para encontrar una pareja romántica. El nivel de deseo sexual es el mismo, pero el nivel de actividad es menor porque hay una cantidad significativamente menor de mujeres con discapacidades que tienen pareja.

Hablando en términos generales, la expresión sexual de la mujer con parálisis está menos afectada que en el hombre; es físicamente más fácil para la mujer adaptarse o redefinir su papel sexual, aunque sea uno pasivo.

Las mujeres con paraplejia o cuadriplejia y en edad de procrear habitualmente recuperan su ciclo menstrual; casi el 50 por ciento no experimenten la falta de la menstruación después de una lesión.

El embarazo es posible, y la mayoría de las mujeres con lesiones en la médula espinal tienen partos vaginales normales, aunque se pueden producir determinadas complicaciones del embarazo. Entre ellas están el parto prematuro y la disreflexia autonómica (para las mujeres con lesiones por encima del nivel T-6, caracterizadas por presión sanguínea alta, sudor, escalofríos y dolor de cabeza) durante el trabajo de parto. Además, la pérdida de sensibilidad en la zona pélvica puede impedir que la mujer sepa que el trabajo de parto ha comenzado.

También hay algunas consideraciones especiales relacionadas con la anticoncepción. Los anticonceptivos orales están relacionados con la inflamación y los coágulos en los vasos sanguíneos y el riesgo de éstos es mayor en las mujeres con lesiones en la médula espinal. Los dispositivos intrauterinos no se pueden sentir en las mujeres paralizadas y pueden causar complicaciones que no se detectan. El uso de diafragmas y espermicidas puede resultar difícil para las mujeres con alteraciones en la destreza manual.

La lubricación vaginal puede ser un problema. Algunas mujeres con lesiones de la médula espinal informan que tienen lubricación refleja, y otras no. Cuando es necesario recurrir a sustitutos, son preferibles los lubricantes hidrosolubles, por ejemplo, Today, Astroglide, KY Jelly. No se recomienda el uso de vaselina, porque es a base de aceite.

Las mujeres paralizadas pueden sentir orgasmos si hay alguna inervación pélvica residual, aunque esto es relativamente poco frecuente. Algunos hombres y mujeres pueden experimentar lo que se ha referido como "paraorgasmo" u "orgasmo fantasma", a través de la reasignación de respuesta sexual a zonas del cuerpo no afectadas por la lesión. Esto se describe como un orgasmo placentero y fantaseado que intensifica mentalmente una sensación existente.


Fuentes: Centro de Investigación de Mujeres con Discapacidades (The Center for Research on Women with Disabilities), Centro de Rehabilitación UAB de España/Investigación y Capacitación para Rehabilitación Médica en Complicaciones Secundarias en Lesiones de la Médula Espinal (Medical RRTC in Secondary Complications in SCI), Veteranos Paralizados de los EE.UU. (Paralyzed Veterans of America), Asociación Nacional de Lesiones en la Médula Espinal (National Spinal Cord Injury Association)

Descargue la Guía de recursos sobre parálisis de la Reeve Foundation
Estamos aquí para ayudarle

Nuestro equipo de especialistas en información puede responder a consultas y proporcionar información en más de 170 idiomas.

Llame al 800-539-7309

(Llamadas internacionales al 973-467-8270)

de lunes a viernes de 9:00 a 17:00 hora del este o envíe una consulta.